"¬ŅSe√Īor, a qui√©n iremos?. T√ļ tienes palabras de vida eterna." Jn 6, 68



!SUSCRIBIRSE!

Registra su correo (sin cargo)


Confirme su correo

















 
miércoles 20 Septiembre 2017
Miércoles de la vigésima cuarta semana del tiempo ordinario



Primera Carta de San Pablo a Timoteo 3,14-16.
Aunque espero ir a verte pronto, te escribo estas cosas
por si me atraso. Así sabrás cómo comportarte en la casa de Dios, es decir, en la Iglesia del Dios viviente, columna y fundamento de la verdad.
En efecto, es realmente grande el misterio que veneramos: El se manifestó en la carne, fue justificado en el Espíritu, contemplado por los ángeles, proclamado a los paganos, creído en el mundo y elevado a la gloria.


Salmo 111(110),1-2.3-4.5-6.
Doy gracias al Se√Īor de todo coraz√≥n,
en la reunión y en la asamblea de los justos.
Grandes son las obras del Se√Īor:
los que las aman desean comprenderlas.

Su obra es esplendor y majestad,
su justicia permanece para siempre.
√Čl hizo portentos memorables,
el Se√Īor es bondadoso y compasivo.

Proveyó de alimento a sus fieles
y se acuerda eternamente de su alianza.
Manifestó a su pueblo el poder de sus obras,
d√°ndole la herencia de las naciones.




Evangelio seg√ļn San Lucas 7,31-35.
Dijo el Se√Īor: ¬ę¬ŅCon qui√©n puedo comparar a los hombres de esta generaci√≥n? ¬ŅA qui√©n se parecen?
Se parecen a esos muchachos que est√°n sentados en la plaza y se dicen entre ellos: '¬°Les tocamos la flauta, y ustedes no bailaron! ¬°Entonamos cantos f√ļnebres, y no lloraron!'.
Porque llegó Juan el Bautista, que no come pan ni bebe vino, y ustedes dicen: '¡Ha perdido la cabeza!'.
Llegó el Hijo del hombre, que come y bebe, y dicen: '¡Es un glotón y un borracho, amigo de publicanos y pecadores!'.
Pero la Sabidur√≠a ha sido reconocida como justa por todos sus hijos.¬Ľ






 
©Evangelizo.org 2001-2017